Las peregrinaciones son solamente los días Sábado

* La Jornada de Oración de los días sábados  termina  cuando el último de los peregrinos que así lo desee ha recibido la Oración de Intercesión por parte de la Sra. María Livia. Por ello, el horario de ingreso al Santuario los días sábados es desde las 8 horas hasta las 12 horas exclusivamente, no permitiéndose el acceso después de ese horario ni en los vehículos en que se traslada a las personas impedidas ni a pié por sus propios medios.

Los días sábado el portón de acceso y la capilla en la que se encuentra la imagen de la Inmaculada Madre se abren al público a partir de las 8:00 horas.

Los días sábados de receso los horarios para el ingreso al santuario son de 8:00 horas a 12:00 horas.