Testimonio de Blanca Dolores Prado Array Imprimir Array

 

Banda del Río Salí, Tucumán, 12 de junio de 2004

 

Vengo a agradecer el favor milagroso de la Santísima Virgen Inmaculada Madre Del Divino Corazón Eucarístico de Jesús.

 

Me llamo Blanca Dolores Prado, el 22 de diciembre de 2003 me hice una mamografía de rutina y se detecta un tumor no palpable e indoloro, luego de varios estudios me comunican que debían extirparme la mama izquierda y la axila, conservo los estudios que así lo indican.

 

Estando el 12 de enero de 2004 en la habitación del Sanatorio, pedí con fervor y esperanza a la Santísima Virgen, de la que sólo tenía una estampa,que obrara en mi cuerpo, luego en el quirófano mi médico me repite lo que debía hacer, le tomé la mano a mi Dr. y le dije “...la Virgen Inmaculada Madre del Divino Corazón Eucarístico de Jesús no me va a abandonar, Ella va a guiar estas manos y nome va a extirpar la mama...”; muy sorprendido el médico me contestó: “Tranquila que Dios está aquí entre nosotros”.

 

Yo sólo había escuchado sobre los milagros de Nuestra Madre pero Ella no iba a abandonarme.

 

Cuando salí del cuadro de anestesia gracias a mi Dios y a la Santísima Madre Inmaculada del Divino Corazón Eucarístico de Jesús, gracias Madre por dejarme totalmente sanada ypoder hoy llegar hasta este lugar. 

 

Blanca Dolores Prado