Lunes 25 de Junio de 2018

 

Segundo Libro de los Reyes 17,5-8.13-15a.18.
Salmanasar, rey de Asiria, invadi√≥ todo el pa√≠s, subi√≥ contra Samar√≠a y la siti√≥ durante tres a√Īos.
En el noveno a√Īo de Oseas, el rey de Asiria conquist√≥ Samar√≠a y deport√≥ a los israelitas a Asiria. Los estableci√≥ en Jalaj y sobre el Jabor, r√≠o de Goz√°n, y en las ciudades de Media.
Esto sucedi√≥ porque los israelitas pecaron contra el Se√Īor, su Dios, que los hab√≠a hecho subir del pa√≠s de Egipto, libr√°ndolos del poder del Fara√≥n, rey de Egipto, y porque hab√≠an venerado a otros dioses.
Ellos imitaron las costumbres de las naciones que el Se√Īor hab√≠a despose√≠do delante de los israelitas, y las que hab√≠an introducido los reyes de Israel.
El Se√Īor hab√≠a advertido solemnemente a Israel y a Jud√° por medio de todos los profetas y videntes, diciendo: "Vuelvan de su mala conducta y observen mis mandamientos y mis preceptos, conforme a toda la Ley que prescrib√≠ a sus padres y que transmit√≠ por medio de mis servidores los profetas".
Pero ellos no escucharon, y se obstinaron como sus padres, que no creyeron en el Se√Īor, su Dios.
Rechazaron sus preceptos y la alianza que el Se√Īor hab√≠a hecho con sus padres, sin tener en cuenta sus advertencias.
El Se√Īor se irrit√≥ tanto contra Israel, que lo arroj√≥ lejos de su presencia. S√≥lo qued√≥ la tribu de Jud√°.



Salmo 60
¬°T√ļ nos has rechazado, Se√Īor, nos has deshecho!
Estabas irritado: ¡vuélvete a nosotros!
Hiciste temblar la tierra, la agrietaste:
repara sus grietas, porque se desmorona.

Impusiste a tu pueblo una dura prueba,
nos hiciste beber un vino embriagador.
T√ļ, Se√Īor, nos has rechazado
y ya no sales con nuestro ejército.

Danos tu ayuda contra el adversario,
porque es in√ļtil el auxilio de los hombres.



Evangelio seg√ļn San Mateo 7,1-5.
Jes√ļs dijo a sus disc√≠pulos:
No juzguen, para no ser juzgados.
Porque con el criterio con que ustedes juzguen se los juzgar√°, y la medida con que midan se usar√° para ustedes.
¬ŅPor qu√© te fijas en la paja que est√° en el ojo de tu hermano y no adviertes la viga que est√° en el tuyo?
¬ŅC√≥mo puedes decirle a tu hermano: 'Deja que te saque la paja de tu ojo', si hay una viga en el tuyo?
Hipócrita, saca primero la viga de tu ojo, y entonces verás claro para sacar la paja del ojo de tu hermano.